Principiantes

A partir de los tres años. En este programa se empieza a trabajar con aspectos de disciplina, sin olvidar el juego. Se realizan ejercicios natatorios más específicos que ayudan al niño a desplazarse por sí solo en el agua y a manejar los principios básicos de los estilos.

BENEFICIOS

> El niño mejora sus habilidades motrices.
> Logra su independencia en el agua y por lo tanto adquiere mayor seguridad.
> Aumenta su margen de concentración.